Pto. de Cómpeta(Por Algarrobo)
 
 
El Entorno
PROVINCIA : Málaga LOCALIDAD DE REFERENCIA : Cómpeta
COMARCA: Axarquía SISTEMA MONTAÑOSO : Sierra Almijara

COMENTARIO : El núcleo antiguo de Algarrobo, famoso por sus tortas de aceite, se extiende sobre un pequeño cerro rodeado por el río del mismo nombre hacia el este y dominado por la ermita de San Sebastián.
  Una vez que salimos del pueblo iremos remontando el río Algarrobo y ganando altura progresivamente. El paisaje alomado y con un poblamiento muy disperso se verá salpicado de olivos y almendros, ocupando el cultivo del aguacate las zonas más bajas. La vid también hace acto de presencia, sobre todo al dejar atrás la localidad de Sayalonga y continuar el camino hacia Cómpeta. Notamos también la presencia de los típicos paseros de la Axarquía dónde se secan las uvas para ser convertidas en las famosas pasas de la zona.
  Cómpeta, llamado la cornisa de la Costa del Sol, ya que parece estar colgado de la Sierra Almijara, tiene un origen muy antiguo. Se cree que el nombre proviene del vocablo latino "compita" que significa encrucijada de caminos.

 
Croquis de Situación

 
La Ascensión
CARRETERA MA-104 y MA-111 VOLUMEN DE TRÁFICO :Abundante
ARCENES : No hay

FUENTES : No hemos localizado ninguna

PAVIMENTO : Muy rugoso, con algunos desprendimientos y baches. SEÑALIZACIÓN : La vertical es muy escasa, mientras que la horizontal se limita a los laterales de la calzada.

COMENTARIO : Estamos ante una ascensión que hará las delicias de cualquier cicloturista sin distinción de edad ni grado de preparación ya que, aún teniendo una longitud respetable, no posee rampas de extrema dureza que impongan una selección previa.
  El tramo más duro está localizado en su parte inicial, entre las localidades de Algarrobo y Sayalonga. Son cuatro kilómetros con una pendiente media en torno al cinco por ciento, seguidos de un kilómetro algo más duro, por encima del seis por ciento.
  Una vez superada la población de Sayalonga, la pendiente se suaviza bastante e incluso encontraremos algún trozo en descenso.
  Alcanzado el último kilómetro, la pendiente se vuelve a endurecer e incluso vamos a encontrar una rampa al once por ciento que superaremos sin excesivas dificultades para coronar el puerto, que hemos denominado de Cómpeta por la proximidad de la citada localidad.
  Lástima que durante toda el recorrido tengamos que estar sometidos a la tensión de circular con la presencia de abundante tráfico rodado. Esta circunstancia se ve agravada por la estrechez de la carretera y el estado del asfalto en algunas zonas, lo que hace muy peligrosa la práctica del ciclismo.