Loma de las cuadrillas
 
 
El Entorno
PROVINCIA : Málaga LOCALIDAD DE REFERENCIA : Nerja y Maro
COMARCA: Axarquía SISTEMA MONTAÑOSO : Sierra Almijara

COMENTARIO : Nos encontramos en una de las zonas más recónditas y desconocidas de nuestra provincia. Efectivamente, el valle del Río de la Miel, encajado en las estructuras marmóreas de la Sierra Almijara, se encuentra ubicado en el confín oriental de Málaga. Progresivamente iremos remontando su curso, bastante escaso de agua en la actualidad, para coronar en el límite provincial con Granada muy cerca del Peñón de los Castillejos. Parece ser que el origen de este topónimo procede de los restos de una antigua construcción existente sobre la propia roca del peñón. Además, cerca de la cumbre se han hallado numerosos restos árabes, destacando sobre todo su cementerio.
  La vegetación se presenta muy variada, mezclándose el pinar de repoblación con el olivo, la vid y el almendro, en presencia de cultivos subtropicales como el aguacate y el chirimoyo que ocupan las zonas próximas a la ribera del río. Más arriba, cerca de la cumbre, la presencia del esparto y el palmito nos indica que estamos en los dominios del piso termomediterráneo.

 
Croquis de Situación

 
La Ascensión
CARRETERA : MA-179 VOLUMEN DE TRÁFICO : Muy escaso
ARCENES : No hay

FUENTES : No hemos observado ninguna, aunque probablemente la encontremos en la zona de los cortijos del Nacimiento.

PAVIMENTO :Hasta el desvío a Río de la Miel el asfalto se manifiesta muy rugoso con zonas bacheadas y piedras sueltas. A partir de ese punto, la carretera se estrecha bastante. El pavimento está en magnífico estado aunque hay tramos con badenes que nos obligarán a extremar las precauciones. SEÑALIZACIÓN : Va a seguir el mismo proceso que el pavimento. En un principio no encontramos señalización alguna. Posteriormente, la señalización tanto vertical como horizontal van a convertirse en un magnífico complemento para el recién asfaltado tramo.

COMENTARIO : El comienzo de la ascensión lo situaremos en el cruce con la carretera N-340 al que se accede en la llamada cuesta Anamaría y desde el que se observa la impresionante vista de uno de los múltiples viaductos que forman parte del nuevo tramo de la autovía A-7.
 Tras un primer repecho, vamos a disfrutar de un suave kilómetro en el que se puede observar como los chirimoyos y aguacates cultivados en la ribera del río de la Miel, conviven con un degradado pinar que intenta sobrevivir en su lucha periódica contra los incendios forestales que asolan estas tierras.
 De forma progresiva la pendiente se va endureciendo con algunas cortas pero duras rampas mientras remontamos el cauce del río.
 Una vez alcanzado el kilómetro cuatro y, tras superar el desvío al caserío de Río de la Miel, la carretera toma altitud bruscamente cortando de forma espectacular las laderas del Alto del Cielo a donde, como su nombre indica, parece querer dirigirse. Una impresionante cuesta en la que alcanzaremos el 15% dará paso a dos fatigosos kilómetros en los que la pendiente media se sitúa en torno al diez por ciento. Menos mal que, superado este pequeño infierno, nos encontraremos con un corto tramo de recuperación en el que incluso hay algún descenso.
 Sin tiempo para degustar ese goloso pastel alcanzaremos la cabecera del río justo cuando llegamos a los Cortijos del Nacimiento y, tras cambiar de ladera, la carretera vuelve a empinarse. Tendremos que apretar músculos y dientes en un esfuerzo agónico para poder superar un serpenteante kilómetro y medio con tramos que alcanzan el 19%, aunque la dureza del trazado no va a ser óbice para disfrutar de la incomparable vista que se nos presenta del valle.
 Finalmente la carretera vuelve a suavizarse de manera ostensible. Estamos a punto de alcanzar el collado que señala el límite entre las provincias de Málaga y Granada y la pintoresca silueta del Peñón de los Castillejos se va a convertir en testigo mudo de de la satisfacción que nos embarga al haber superado con éxito nuestro empeño. Si hemos ascendido en bicicleta de montaña podemos continuar nuestra aventura tomando cualquiera de los caminos que desde estas alturas parten hacia tierras granadinas.