Puerto del Barco (Por Villanueva de la Concepción)
 
 
El Entorno
PROVINCIA : Málaga LOCALIDAD DE REFERENCIA : Villanueva de la Concepción
COMARCA: Antequera SISTEMA MONTAÑOSO : Sierra de las Cabras

COMENTARIO : Situado en el piedemonte de la sierra de las Cabras, el puerto del Barco hace de divisoria aguas entre el cauce del arroyo Hondo al oeste y el del Cauche hacia el este, ambos afluentes del río Campanillas. Un pequeño núcleo de población, situado en la cima del puerto, nos indicará que hemos alcanzado nuestro objetivo

 

 
Croquis de Situación

 
La Ascensión
CARRETERA : Sin denominación conocida VOLUMEN DE TRÁFICO : Escaso
ARCENES : No hay

FUENTES : Hay una, un poco oculta, localizada en el kilómetro 3,5 que sirve de abrevadero al ganado. No es seguro que tenga agua durante todo el año.

PAVIMENTO : Muy rugoso, con algunas reparaciones, baches y grietas, SEÑALIZACIÓN : No hay señalización horizontal y la vertical es muy escasa.

COMENTARIO :Siguiendo la C-3310 a su paso por Villanueva de la Concepción tomaremos una carretera en la que se indica en un cartel la dirección hacia el Puerto de las Pedrizas. Después de un corto descenso, cruzaremos un puente sobre el arroyo Hondo que significa el comienzo de nuestra ascensión.
 Los dos primeros kilómetros van a tener una inusitada dureza, con una pendiente media en torno al diez por ciento y con una sucesión de durísimas rampas que llegan al diecisiete por ciento. Si a esto añadimos que el paisaje está prácticamente desarbolado por lo que el sol nos va a castigar de manera inmisericorde, sobre todo si intentamos la aventura en verano, las posibilidades de fracaso son elevadas por lo que tendremos que  contar con nuestra fuerza de voluntad y, además, con la eficaz ayuda del triple plato para superar esta primera parte.
 En la segunda parte, la pendiente disminuye bruscamente y se sitúa entre el 4 y el 5 por ciento, lo que nos va a permitir circular con comodidad y recuperarnos de la paliza anterior, aunque sin perder ojo al asfalto ya que hay tramos con grietas o descarnados que nos pueden dar algún que otro susto. Tras un pequeño llaneo e incluso descenso habremos alcanzado la cima del Puerto.